Dra. Serrano de Haro

Dra. Beatriz Serrano de Haro

Licenciada en Medicina, Cirugía y Odontología

Pertenezco a la generación de dentistas que anteriormente nos habíamos licenciado en Medicina.

Mi vocación surgió al ser sometida a una pequeña intervención quirúrgica, donde descubrí y experimenté, la magia de la medicina y lo gratificante que es el arte de curar a través de unas manos bien adiestradas.

Siempre tuve inclinación a las ciencias y fuí una buena estudiante, eso me permitió estudiar Medicina y Cirugía en la Universidad Complutense, aunque en mi época, esto exigía estudiar un Bachillerato excepcional ya que no existían, en España, Universidades Privadas.

Estudié en el Clínico y me licencié con varias matrículas. Practiqué la medicina hospitalaria en odontopediatría, aunque esta me resulto triste y dura, porque no me permitía empatizar con los pacientes ni implicarme más en la patología.

Gracias a un amigo conocí la Odontología y fue cuando elegí estudiar esta especialidad. Me licencié por la Universidad Complutense en el año 1991. Sentí que había encontrado mi camino, y con ilusión, inmediatamente al terminar la carrera, monté mi consulta privada, muy pequeña al principio, y después de más de 25 años, convertida en una consulta con un volumen significativo.

En la facultad conocí a mi marido y así entré a formar parte de una importante saga de dentistas con más de 2 siglos de historia.

Actualmente y por reconocimiento, me relaciono y colaboro con los mejores profesionales en la Odontología, aunque mantengo mi independencia y mis valores en mi consulta privada en Madrid.

Ejerzo como Directora Médica y cuento con un equipo de profesionales titulados que me apoyan desde hace más de 20 años con gran fidelidad.

En la clínica de Madrid, la constante formación y ampliación de servicios permiten que cubramos todas las especialidades odontológicas incorporando las técnicas más actuales. Nos centramos en la estética del tercio inferior y colaboramos con las empresas más punteras y profesionales de blanqueamiento dental y de Invisalign, etc.

Para mí siempre es importante la atención personalizada como dato patognomónico de la asistencia al paciente así como recordar que la magia de la medicina radica en el arte de curar.